Currículum británico

Un modelo educativo de prestigio en el mundo

El currículum británico, conocido como The English National curriculum, se define a sí mismo como la estructura curricular que utilizan los colegios del Reino Unido para asegurar que la enseñanza y el aprendizaje se realizan con equilibrio y consistencia.

Los colegios adaptan este sistema a su propia organización para satisfacer mejor las necesidades de sus alumnos.

Consta de tres materias troncales que son English, Mathematics y Science. Y otras siete básicas Geography, History, Technology, Art, Music, Second Language, and Physical Education. Estas se van introduciendo a lo largo de las etapas de las que consta el curriculum.

Los objetivos, los programas, los conocimientos, las técnicas y niveles de comprensión están supervisados por el Gobierno Británico.

Al finalizar la etapa KS4 (correspondiente a Secundaria) los alumnos realizan los exámenes externos de IGCSE y, al finalizar la etapa de KS5 (Bachillerato) se realizan los exámenes externos de A Level.

    Los aspectos fundamentales del Currículum Británico, se pueden resumir en los siguientes puntos:
  • Se realiza una inmersión lingüística en la que los alumnos piensan y hablan en inglés.
  • Se fomenta la creatividad, la autonomía y la interactividad.
  • Se trabaja en grupos reducidos de alumnos para que los profesores puedan prestar una atención más personalizada.
  • Se enseña a trabajar de forma independiente, así como el aprendizaje colaborativo.
  • Se favorece la documentación e investigación.
  • Se alienta el espíritu crítico y la creatividad para resolver problemas.
  • Se fomenta la libertad para pensar y debatir en público coherentemente.
  • Se dispone de acceso semanal a su tutor y se realiza un seguimiento personalizado por el coordinador de etapa.
  • Se comparte con los padres la evolución del alumno, a lo largo del curso escolar.

Currículum británico